26 mar. 2009

niño soldado


Cuando sobre el viento alientas brisa de fe, de esperanza, me liberas de mi miedo, de mi dolor, de mi adarga. Y cuando habito en el viento solano de tu palabra, el viento negro del mundo se detiene ante mi alcázar.

No hay comentarios: