31 may. 2011

Si el amor es un mar


Me atraviesa el corazón de lado a lado
Este rayo traidor con tanta furia
Que se funden los plomos y resbalan
de polvo entre mis dedos.
Me barre mi cerebro en un segundo
Un furioso tornado que derriba
a su paso lo que encuentra
Dejándome un paisaje de desierto.
Y un agujero negro me recorre
El cuerpo entero sin dejar resquicios
Y por los bordes de la herida sangra.
Y lo he sentido tanto y tan intenso
Que el dolor no me duele ni me quema
Yo relleno con ello mis costuras.
Y entonces los latidos se presentan
Y llaman a la puerta de mi casa
Yo no esperaba a nadie pero abro
y es el mar quien me inunda la cabeza.
Dejaré que las olas se aproximen
Hasta donde naufrague en el delirio.
Porque he sentido tanto y tan intenso
Que quiero recordarlo hasta saciarme
De nuevo en el olvido.

Helena Castrillo

16 comentarios:

Francisco Vila Fuentes dijo...

Te echaba de menos y ahora me llenas. Preciosos y profundos versos para arropar una pintura llena de mensajes, me gusta. Te sigo, te sigo siempre.
Un gran beso de bienvenida.

ELTALLER DE CHARO ACERA. dijo...

Bien, ya era hora de volver, bonito cuadro y bonito poema, sigue que así es...

helena dijo...

Querido Francisco, yo también echaba de menos estar aquí, pues son momentos sólo míos que me aportan equilibrio y serenidad.Prometo ser más constante, quitar un poco de tiempo al resto de las cosas y añadirlo para mi.
Un fuerte abrazo.

helena dijo...

Bueno, Charo, que sepas que esta entrada va dedicada a ti especialmente, que ya estabas harta de ver mis barcas. He vuelto de nuevo a la poesía, aunque siento, me pasa igual con la pintura, que me quedo en la superficie.En cualquier caso, no hay nada añadido que no sea mío, con eso me basta.
Un beso

Juan Valdivia dijo...

¡Me encanta este cuadro!
Magistralmente ejecutado en cuanto a la técnica. Pero, sobre todo, derroche de sensualidad, lirismo, imaginación...

carmensabes dijo...

Es bueno dejar abierta la puerta y que olas y sentimientos intensos nos inunden hasta saciarnos.

Preciosa y original pintura, siempre me llama la atención tu peculiar estilo querida Helena. Y el poema también me encanta, todo un canto lírico.

helena dijo...

Hola Juan gracias por tus palabras, me alegra que todo lo que yo siento cuando pinto llegue hasta algún sitio, sobre todo este cuadro en el que he dejado muchas cosas. Es curioso este proceso de la pintura, desde el primer boceto hasta la firma te sumerges de cabeza en una obra, pero luego, una vez terminado, hay que reposarlo, saborearlo, y se necesita un tiempo antes de iniciar otro proyecto. Todo se vive con intensidad.
Algo especial. Un abrazo

helena dijo...

Querida amiga, claro que es bueno dejar abierta la puerta y dejar que las emociones fluyan y nos inunden. Sentir como cuando todo era nuevo y dolía el amor...
Mi pintura, ya sabes, siempre vuelve al mismo sitio, aunque esta vez he rescatado mis poemas.
Te echaba de menos. Un abrazo

Ricardo Miñana dijo...

Hola Elena, preciosa la poesía llena de sentimientos que combinas con un bonita pintura, buen trabajo.
un placer leerte.
feliz semana.

Carla Tormenta dijo...

Atraviesas nuestros corazones querida artista.
Me gusta mucho lo simbólico del cuadro y los pies sumergidos en esa surrealista superfecie.
Genial la poesía.

Besos amiga.

helena dijo...

Gracias Ricardo y bienvenido a este lugar de emociones. Feliz semana tambien para ti,
Saludos

helena dijo...

Querida Carla, si te paras a pensarlo no hay nada firme bajo nuestros pies, es todo una ilusión. Cualquier viento del norte o de la misma luna nos hará caer.
Qué bien que estés por aquí. Un fuerte abrazo.

elena clásica dijo...

Tanto te he echado de menos, Helena y después soy yo la que no me entero.
¡Y yo sin ver esta maravilla!
La luna que inunda melosa y tan discreta parece que sea un nimbo el tornado que invade ese cuerpo expectante de amor.
El suelo tejido de ilusiones permiten que la mujer navegue hasta su barca, con un remo hecho de su cuerpo desnudo y de su luz.
Ella está iluminada y el viaje en barca promete que sea "tanto y tan intenso" que el trayecto sea como suceda, siempre merecerá la pena.

¡Precioso! Te envío un gran abrazo, querida Helena.

helena dijo...

Querida elena, cuando era pequeña, pasaba horas enteras sentada en la puerta de mi casa mirando la luna, y ahora la recupero porque la siento mía, es mi luna mágica. Y yo le robo pedazos y los coloco en los cuadros y en los poemas.
Yo también te echaba de menos. Un besazo.

José Ramón dijo...

Elena interesantes trabajos en su blog felicidades feliz fin de semana
Un saludo desde Creatividad e imaginación fotos de José Ramón

helena dijo...

Muchas gracias, José Ramón, me alegra saber de ti.
Un saludo