29 sept. 2010

Azul

Si me arrancas los ojos
vivir bajo el volcán será condena
que tendré que cumplir.
Buscar del laberinto la salida,
saberme sed de todos mis naufragios,
hablar desde la herida luminosa,
desde la nada ausente,
desde el beso segado
Recobrar la palabra.

                                      (Pilar Blanco. La nada ausente)