30 ene. 2009

Reflejos


2 comentarios:

Jose Rigoberto Gonzalez dijo...

Encuentro, y con mucho agrado, ciertos elementos mágicos en éste y en otros trabajos de Elena (¿o Helena?). Por mágicos entiendo sobrenaturales, imaginarios, que vienen del mundo particular de la artista. El cielo no está hecho de azul cielo, por ejemplo, sino de algo más intenso; reflejados en el agua, vemos detalles y colores con más vida que en el aire... Todo muy cautivante, si se me permite la expresión.

helena dijo...

Hola Jose Rigoberto
Acabo de leer tu comentario y quisiera pedirte disculpas por la tardanza en responderte al mismo. En todas mis obras intento transmitir dos cosas fundamentales, que son: los colores tal y como yo los veo, y lo que yo siento cuando pinto. Sé que lo primero es mucho más fácil que lo segundo, pero ¿cuando lees un libro no haces tuya la historia? pues deja de ser del autor para pasar a pertenecerte; así yo cuento historias en mis cuadros para regalarlas a los ojos que las miran.
Gracias por haber participado de estos reflejos de color. Un saludo