9 ene. 2009

AL COLOR

A ti, sonoro, puro, quieto, blando,

incalculable al mar de la paleta,
por quien la neta luz, la sombra neta
en su transmutación pasan soñando.

A ti, por quien la vida combinando

color y color busca ser concreta;
metamorfosis de la forma, meta
del paisaje tranquilo o caminando.

A ti, armónica lengua, cielo abierto,

descompasado dios, orden, concierto,
raudo relieve, lisa investidura.

Los posibles en ti nunca se acaban.

Las materias sin términos te alaban.
A ti, gloria y pasión de la Pintura.


Fragmento de Rafael Alberti:
A la Pintura (Poema del color y la línea)

RECETA PARA CREAR UN PINTOR

Para sentirnos pintores
No hace falta llamarnos Da Vinci o Picasso
Más bien necesitamos

Tener 5 años por fuera o por dentro
Una idea genial, incluso sin musas
Una tarde lluviosa que no permita ir al parque,
Una vestimenta vieja y cómoda
Que pueda embarrarse a gusto
(Si se coloca al revés, da buena suerte)
El espacio adecuado para nuestro despliegue,
Una lata con agua,
Colores brillantes,
Papeles, mejor aún si son poemas de otros,
Los pinceles deben ser cuatro
No pregunten por qué...
Algo de música siempre ayuda,
Una cinta para que no molesten los cabellos,
Dos manos.

Le añaden Mucha Alegría,
Una pizca de Concentración,
Un trocito de Magia,
Y se cocina todo a fuego rápido
En el perol de los sueños
Se sirve al momento,
No tiene efectos secundarios.


MARIÉ ROJAS TAMAYO

Hablando de Ampudia







La villa de Ampudia fue declarada conjunto histórico-artístico en 1965 destacando, aparte de los tradicionales soportales de sus calles, la Colegiata de San Miguel y el castillo.



La Colegiata, que comenzó a construirse en el s. XII y se terminó en el XVI es conocida como la Giralda de Campos. Se trata de un edificio de estilo gótico- renacentista que está compuesto por un templo y una torre de una belleza impresionante.



El castillo de Ampudia fue construído en el s.XI sobre las ruinas de un lujoso alcázar, y amurallado a finales de ese mismo siglo.



En 1960 fue adquirido por Eugenio Fontaneda, quien lo restauró y convirtió sus salas en un museo en el que se puede contemplar una de las más importantes colecciones privadas de arte antiguo de España. Fue declarado Monumento Nacional en 1931.